Fuensanta La Moneta Inicio
Fuensanta La Moneta Biografia
Fuensanta La Moneta Espectaculos
Fuensanta La Moneta Prensa 2015
Fuensanta La Moneta Fotos Paso a paso
Fuensanta La Moneta Videos
Fuensanta La Moneta Agenda
Fuensanta La Moneta Contacto
Fuensanta La Moneta Prensa 2015
Fuensanta La Moneta Prensa 2014
Fuensanta La Moneta Prensa 2013
Fuensanta La Moneta Prensa 2012
Fuensanta La Moneta Prensa 2011
Fuensanta La Moneta Prensa 2010
Fuensanta La Moneta Prensa 2009
Fuensanta La Moneta Prensa 2008
Fuensanta La Moneta Prensa 2007
Fuensanta La Moneta Prensa 2006
Fuensanta La Moneta Prensa 2005
Fuensanta La Moneta Prensa 2004
Fuensanta La Moneta Inicio
Fuensanta La Moneta Homepage english

- VOLANDOVENGO BLOG 21/4/2011. Jorge Fernández Bustos

“…Para mí fue una sorpresa de gusto y emoción. A pesar de mi incondicional apego hacia esta bailaora, mi reconocimiento va ensanchándose como un mar de aceite y el estremecimiento que me produjeron sus intervenciones, sobre todo la soleá, no lo había experimentado desde hacía bastantes meses.
Un comienzo por granaínas sirve para establecer sus distancias. Ya no es una bailaora impetuosa (o no sólo eso). Ahora es reflexiva, llena de silencios, de propuestas y sugerencias. El tacón golpea en su momento y la punta rasguea la escena puntosuspenseando un todo armónico. Los pies no son la base, sino un complemento, que, junto a las manos, los hombros y las caderas, están supeditados a los ojos, que no son más que los carbones encendidos del pensamiento del arte puro que esta granadina destila…”

- DIARIO DE ALMERÍA 22/05/2011. Miguel H. Pérez

“Por vez primera El Taranto entrega su premio grande a una bailaora”

“…Un éxito rotundo. El baile de la joven granadina produce unas sensaciones que reconozco no sentirme capacitado para expresarlo con palabras que permitan al lector hacerse una idea cercana a la realidad. La Moneta baila con todas las partes de su anatomía, con una fuerza descomunal, difícil de entender de un cuerpo tan pequeño que se va engrandeciendo a medida que el espectador va siendo arrebatado por algo mágico, ancestral que la artista, en trance, va derramando junto al sudor en el escenario. No se puede bailar un flamenco más genuino y raro a la vez. No sé si me explico…”


- DANCE MAGAZINE. 12/6/2011. Ninotchka Bennahum

The exception to this critique was Fuensanta La Moneta, who performed June 9 at UNM’s Rodey Theater. From the tablaos (flamenco bars) and zambras (flamenco cafés) of Granada, La Moneta shared a full-evening entitled "Bailar, Vivir" with two bailadors—David Coria and Raimundo Benitez—and five excellent singers, guitarists and percussionists. La Moneta, the star of "Bailar," danced two lengthy solos that opened and closed her show. Each soleá showcased the power in her legs and arms. Her footwork was precise and powerful, each sound a resounding attack on the floor and the dance itself. Loud echoes of foot and heelwork poured vibrational force into the stage, leaving the audience in awe.

In the second, more interesting solo, La Moneta entered the stage with a rush of tremendous energy, stopped and began a series of deep backbends accompanied by extended arms and hands. Her supple fingers traced tiny circles as her she threw her head back, turning around herself. In these stiller, more private moments Moneta’s control over her full body and not just her feet became apparent. Then she abandoned her use of the upper torso, appearing semi-human in quick darts across the floor; these were little conquests of space. A rather small woman with long, shiny black hair, an intense gaze and unkempt costuming, Moneta’s gift is raw power. Her eyes signal a dancer who travels between spirit worlds as she moves from moment to moment across the stage.

- LA OPINIÓN DE ZAMORA. 27/6/2011. Félix Rodríguez Lozano

Y llegó el momento más esperado del Festival, el baile de La Moneta. Al cante, Miguel Lavi y Davidl El Gallo y al toque Paco Iglesias. Abren por soleá para dar entrada a una monumental –artísticamente hablando, porque su menudo cuerpo se agiganta en la escena- Fuensanta con chaquetilla corta y ajustada y vestido rojo vivo de volantes. ¡Es el desplante personificado!, la magia de las formas, el dominio del espacio, la transmisión artística en estado puro. Como ya he dicho, la reencarnación misma de la gran Carmen Amaya. Termina esta primera parte con bulerías romanceadas. Cambio de vestuario, momento aprovechado por los cantaores para engarzar una serie de tonás fuera de micrófono. Enfrenta esta segunda y última parte por seguiriyas, de negro y simulando mandil de lunares. Vuelve a demostrar Fuensanta que, a fecha de hoy, aunque haya bailaoras de más nombre y caché ninguna, ninguna absolutamente, le llegan a la suela de sus flamencos zapatos.
Y eso con veintiocho años. Con el público puesto de pie aplaudiendo, se despide con bulerías por soleá. Cuatro largas horas que se pasaron como un suspiro. ¿Hay quién dé más por menos? Próxima cita, el 16 de Julio en Morales del Vino. Y ojo, que ese a priori prometía más que el de Zamora.


- EL PAIS 30/06/2011. Ángel Álvarez Caballero

Teatro Real, Madrid

“…Fuensanta La Moneta bailó bastante asimismo, con el relieve de hacerlo casi siempre en primer plano. Fue la bailaora que ya conocemos, rica en registros aunque esta noche los midiera mucho, seguramente por prescripción de Sotelo. Aún así brilló en sus intervenciones, que hizo con sobriedad, con rigor sobre todo. Fuensanta La Moneta es una bailaora de raza, de cuerpo entero, que llega al público y mantiene su atención, que vibra constantemente en lo que hace. Una gran bailaora, en definitiva…”


- IDEAL 14/8/2011. José Manuel Rojas.

“… Todo es un ritual donde hasta que la suma sacerdotisa no acaba su liturgia nadie osa romper el silencio. La granadina infunde miedo y respeto a partes iguales con su mirada. ¡Qué no consigue con el resto de su lenguaje corporal!

- VOLANDOVENGO BLOG 18/8/2011. Jorge Fernández Bustos

“… La Moneta presenta este espectáculo como un homenaje a la música, como sumisión al flamenco. Escucha como nadie el cante, al que se debe, y cada giro, cada zapateado, el germen de su fuerza lo justifica el cuadro de atrás. Es un baile pensado y repensado, ensayado mil veces, pero que parece nuevo sobre las tablas, que es nuevo, como concepto heracliteano del “todo pasa”.


  

Prensa 2011

Copyright © 2013 Fuensanta La Moneta

Webdesign by I. Rodriguez